Como en anteriores años, el pasado sábado día 22 de mayo, los vecinos de Villegas con mucha ilusión, recibimos en la Plaza Mayor a las 12:30 a nuestros muy ilustres amigos que desde Susinos del Páramo y pueblos de alrededores, se acercaron un año más a cumplir con el histórico voto de visitar al Santo Cristo del Humilladero.

En la hermosa mañana iluminada por un intenso sol, fueron los estandartes al viento y las cruces procesionales, quienes precedieron a los sacerdotes y al pueblo, que cantando las letanías marcaron la subida a la ermita donde se celebró la misa. A la salida, y cumpliendo la tradición “los de Susinos” invitaron a vino dulce y galletas.

La bajada de la ermita hasta Villegas, guiada por nuestros estandartes y cruces, estuvo presidida por el canto y rezo del rosario, para finalmente terminar cantando la Salve en la iglesia.

La opípara comida se celebró en el polideportivo, donde los niños, jóvenes y no tan jóvenes, disfrutaron tirando unas canastas. Incluso algunos encestaron.

Y así, entre rezos, cantos, comida, risas y deporte, se hizo la hora de jugar el tradicional campeonato de “la  Tuta“. El campeón de este año fue de Villegas, Toñin Barbero quien ganó la copa y el jamón, con un bonito gesto como colofón de la jornada. Cuando le hicieron entrega del jamón dijo que, “el jamón se había ganado en la plaza del pueblo, y que debía disfrutarse entre todos” Y entre todos se comió. Gracias Toñin, que cunda el ejemplo.

La luna, sobre la veleta del arco de Santa Bárbara, nos despidió a todos, recordándonos que el próximo año, no debemos faltar nadie.

Por nuestra corresponsal  CVM