Bajo el título de LUCES Y SOMBRAS se publico en el diario de Burgos, el pasado día 1, la foto con el siguiente detalle: Mirando al cielo: Iglesia y conjuradero de Villegas, junto con el de Poza de la Sal, son los dos únicos conjuraderos que quedan en Burgos. A ellos se acudía para espantar al nublado, bajo la protección de Santa Bárbara en lo alto del arco. Su iglesia, dedicada a Santa Eugenia, es magnífica y contine retablos de gran belleza y antigüedad. Está englobada en el proyecto cultural “Villas del Brullés”, que incluye también la iglesia de Villamorón, otra de las jojas de este municipio.